Capítulo 4: Diabetes en la Fibrosis Quística. Episodio 2: Testimonio Sobre la Diabetes en la Fibrosis Quística

Siempre es bueno conocer personas que nos ayuden a comprender mejor lo que es la enfermedad. Y es bueno tener a alguien que nos muestre a través de su ejemplo, que se puede llevar un control adecuado de la diabetes en alguien con Fibrosis Quística.

A continuación, un testimonio de una persona que es muy importante en mi vida y que, además, brinda consejos maravillosos relacionados a la Fibrosis Quística.

 

Testimonio de Vida Por Lulita Aurieme

Mi nombre es Lourdes Aurieme, soy de Mendoza Argentina. ¡Tengo 26 años y a los 3 meses de vida me diagnosticaron Fibrosis Quística! Prácticamente toda mi vida la he vivido con mi amiga la FQ. Nunca tuve ningún problema de aceptación ni de miedos, ni de rechazos. Mis padres me educaron con mucha conciencia, enseñándome a cuidarme y respetar mi cuerpo; a que las enzimas JAMÁS deberían faltar en ninguna de mis comidas, que las nebulizaciones había que hacerlas, las kinesio terapia por más que me aburrielulira o cansara debería hacerla, que los tratamientos hospitalarios eran necesarios, y que el médico siempre me iba a dar todas estas indicaciones por mi propio bienestar. ¡Todo eso para estar bien de salud, todo eso para no decaer y poder llevar una vida totalmente normal con mis amigos, primos, familiares, vecinos, compañeras de la escuela etc.! El tiempo pasó y mi vida fue siempre así, enzimas, nebulizaciones, tratamientos endovenosos, antibióticos por boca, kinesio terapia… esto era absolutamente normal en mi vida, por más que mis amigas no las hicieran, mis padres me hacían creer que yo era especial al poder hacer esto, creo que fue una excelente opción, ya que jamás me sentí diferente a nadie. En el año 1998, más preciso en el mes de octubre, cuando yo tenía 9 años, me diagnosticaron DIABETES. Eso sí que fue un terremoto en mi vida, eso verdaderamente descompaginó muchas cosas, yo pensaba “Si me llevo bien con la FQ, no quiero más nada, ¿Para qué tener diabetes?” ¡Wow! fue un shock, además porque fui una de las primeras pacientes de mi médico con diabetes, entonces hubo mucho debate por el tema de la dieta. Recuerdo que entre los años 1998 y 2005 pasé momentos muy duros, mucha desnutrición, muchas recaídas, mucho deterioro. Sinceramente me costó muchísimo asumir que tenía diabetes. ¡Ojo al piojo!, quiero aclarar algo, desde 1998 empecé con tratamiento psicológico, (actualmente sigo, porque me hace muy bien) siempre estuve guiada por mis padres y profesionales.

Sólo que, bueno, diabetes para mí fue lo peor… En el año 2004, tuve que cambiar de especialista diabetóloga, ya que la anterior, no sé porque motivos se tuvo que retirar. Cuando conocí a mi nueva diabetóloga, la Dra. Rosa Ibarra, me cambió la vida, ella se puso la camiseta y me hizo entrar en razón, me explicó todos mis ¿POR QUÉ? Me explicó porque tenía diabetes, porque eran necesarios hacerme mis controles de glucemia, porque era tan necesario aplicarme las dosis de insulina, porqué era necesario hacerme la hemoglobina glicosilada (análisis de sangre), me explicó la relación de mis niveles de glucemia con mis infecciones respiratorias, me indico cómo y de qué manera colocarme las insulinas, me enseñó cómo corregir mis niveles altos… ¡wow! me dio una cátedra, hablo y se me llenan los ojos de lágrimas de emoción porque La Dra. Ibarra, con todo su gran amor y PACIENCIA me explicó el porqué de todas mis dudas, ahí hice el clic, cuando tenía 14 años recién, a partir de ese año empecé a repuntar nuevamente, empecé a recuperar mi peso, empezaron a minimizar mis infecciones respiratorias, mis internaciones fueron cada vez menos.

¡Hoy, con 23 años, sigo teniendo como médica diabetóloga a la Dra. Rosa Ibarra, la cual, es más que mi médica, mi amiga, es una persona excepcional, puedo contar con ella a la hora que sea cuando sea, sé que va a estar ahí, le tengo un cariño inmenso, y ella a mí! ¡Ella pertenece al centro de la FQ de fibrosis quística de Mendoza, todos los pacientes con FQ que tienen diabetes somos atendidos por ella, ya que es una verdadera profesional que ama lo que hace y se le nota en cada paso!

¡Esta es mi historia con diabetes! Me costó mucho aceptarla, quererla, y tratarla, hasta que Rosita mi médica me enseñó todo lo que necesitaba saber para poder llevar bien mi FQ y diabetes ¡Hoy sé que mi diabetes es ligada a mi FQ, porque más que siempre lo haya sabido, hoy LO ACEPTO, y como siempre, sigo respetando y cuidando mi cuerpo, porque es lo único que tengo y el que me acompaña a todas partes! ¡Siempre agradecida a mis médicos, hoy mis grandes agradecimientos la Dra. Rosa Ibarra, la mejor de todas las diabetólogas de la tierra, es mi médica!!!! ¡FELIZ DE HABERLA ENCONTRADO!

Testimonio:Luli Aurieme

Contenido: Diego E. Salinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s