Capítulo 10: Fibrosis Quística Motivacional. Episodio 7: Fibrosis Quística Sin Fronteras II

Matías es un niño que recién tiene 6 meses de haber nacido. A sus padres, les acaban de dar el diagnóstico de Fibrosis Quística.

Matías aún no lo sabe, pero, desde ya, su vida es diferente, y lo seguirá siendo mientras no exista una cura.

Sus padres tienen la enorme misión de enseñarle a ser responsable conforme vaya creciendo, adherir ciertas actividades que la mayoría de las personas de su edad, no requieren hacer.

Matías crecerá, tendrá muchas chances de llevar una vida lo más normal posible, pero, para eso, depende mucho de lo que hagan sus padres, sus seres queridos y de él mismo conforme vaya creciendo.

Matías a sus 6 meses de vida, ya toma medicación, ¡sí!, toma sus enzimas con los alimentos y, aunque esta situación no es una misión fácil, conforme pase el tiempo, será una situación común y “normal”.

Matías tiene 11 meses y se está nebulizando, lo hace mientras su padre le lee un cuento. Al principio fue difícil hacer que se nebulizara Matías, pero sus padres han sido consistentes y creativos para no perder esa disciplina y constancia.

Matías tiene 6 años, hoy debuta en su primer partido de fútbol, está inmensamente emocionado. Sin darse cuenta, al mismo tiempo, Matías se está divirtiendo, está fortaleciendo sus pulmones, se está haciendo muy disciplinado y, todo esto, es a favor de su vida, de su calidad y cantidad de vida. Matías, sin darse cuenta, está viviendo una vida lo más normal posible y, la Fibrosis Quística, sigue existiendo en él, pero casi pareciera que no es así.

7

Matías es un niño que aprendió a volar, nació sin alas, pero, afortunadamente, sus padres, su familia y él mismo, han logrado encontrar un equilibrio en la vida. La disciplina que él lleva, se construyó con los meses y con los años, en el día a día, en medio de berrinches, “fracasos”, desesperación, pero han sido insistentes y, al día de hoy, los resultados son de lo mejor, Matías vive su vida, Matías se siente bien, es responsable, tiene sueños, anhelos y sabe que este es el camino para concretarlos.

No sabemos qué pueda venir en el futuro, solamente sabemos que depende mucho de nuestra actitud para vivir de mejor forma. La enfermedad existe, y son diversos factores la que hacen que la enfermedad sea más o menos agresiva, pero algo que es claro, es que la disciplina sí o sí, otorga mejores resultados.

Diego E. Salinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s