Capítulo 2: Fibrosis Quística y el Deporte. Episodio 3: Mis Juegos Olímpicos

Aprovechando el momento actual en el que se desarrollan los juegos olímpicos de Río de Janeiro 2016, es que decido crear esta entrada y compartir un poco de mi experiencia con el ejercicio físico.

Desde que empecé el “jardín de niños”, siempre me gustó hacer ejercicio (obvio, sin darme cuenta). Y sin querer, me estaba ayudando a mí mismo, pues como bien sabemos, el ejercicio físico es muy importante para alguien con FQ.

En el “jardín de niños” se realizaba cada año una mini olimpiada. En ella, solamente teníamos chance de participar en una “disciplina”.

En mi caso, participé siempre en la carrera de velocidad de triciclo. Y bueno, mi experiencia siempre fue muy buena porque siempre ganaba. El premio eran medallas que su interior había chocolate o goma de mascar.

Desde “el jardín de niños”, siempre jugué futbol soccer (hasta mis 24 años), porque fue un deporte que siempre me encantó ver y jugar.

A los 10 años de edad aprendía a andar en bicicleta (hasta esa edad aprendí, porque fue cuando en mi familia hubo posibilidad de que yo tuviera bicicleta por cuestiones económicas). De cuando aprendí a andar en bicicleta, tengo una anécdota muy grandiosa y divertida. 3aComo mencioné previamente, aprendí hasta los 10 años de edad, pero lo hice en menos de un minuto. ¡Hablo en serio! Aprendí apenas con un empujón que duraba menos de un minuto, de ahí que, mi mamá me soltará y yo sin titubear gran cosa, me seguía solo por el camino. Desde ahí, la bicicleta sería el deporte en el que mejor me desempeñaría.

Anduve mucho sobre asfalto, con muchas pendientes pronunciadas sobre mi camino; también anduve por los montes y los cerros. Siempre me encantó andar en la montaña y sentir que mis piernas se quemaban con el esfuerzo.

También hice bicicleta fija, la cual me ayudó para los días de mucha lluvia y podía hacerlo mientras escuchaba música.

En el secundario, estaba en una preselección de atletas. En esta preselección yo estaba enlistado para salto de altura, salto de longitud, mini-maratón y carrera de fondo.

Yo tenía una condición respiratoria espectacular en esa etapa de mi vida y por mi complexión, encajaba perfectamente físicamente y por talento en aquellas pruebas en las que estaba preseleccionado.

Ante esa ilusión, rápidamente todo se desplomaría, puesto que, el encargado de las listas me pedía un certificado médico. Obtuve el certificado médico de mi especialista de aquel 3bentonces en mi caso de FQ. En este certificado venía que yo tenía FQ, pero que mi condición era bastante óptima para realizar cualquier actividad física por muy extrema que pudiera ser (y es que sí, yo jugaba hasta 6 horas consecutivas futbol soccer sin sentir un cansancio no sano. Podía andar más de 3 horas en bicicleta y no sentía ningún inconveniente de riesgo, solamente el cansancio normal). Una vez que el encargado de la lista veía mi certificado de salud y evidentemente, al leer lo de la FQ y leer lo que era la enfermedad, pude apreciar en su rostro un gesto que indicaba que algo no le estaba gustando. Y sí, fue así como me dejaron fuera de la preselección.

Era una época diferente, en donde las autoridades de las escuelas tenían un respeto “ganado”, y que pocos padres ponían quejas. En mi caso, siempre consideré que se pudo haber hecho todo para que las siglas de FQ, no tuvieran afectación para mi carrera atlética de esa etapa de mi vida.

3

Terrible desilusión en mi vida, pero la vida puede ser así y la falta de carácter puede salir costoso.

Siempre es importante fomentar el deporte y los ejercicios físicos en alguien sano y también en nosotros los que tenemos FQ. Sabemos que es indispensable y ayuda a darnos más calidad y cantidad de vida.

Gracias por leer esta experiencia de vida.

Diego E. Salinas

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. soledad lorena dice:

    Hermosa historia ,asi de niño te pareces mucho a mi hijo fq, luciano, que a los cinco años aprendio asi de rapido a manejar la bici. Y ahora que tiene trece años le compre una bici usada que el se encargo de pintar y hacerle los arreglos, le encanta andar todo el tiempo, lo hace para ir a ver los amigos, ir al kiosco y para dar unas vueltas, dice el…. Sigue adelante compartiendo tus lindas aventuras. Un saludo cálido y tan grande como la inmensidad. Mamá de luciano.

    Me gusta

    1. Muchas gracias Soledad. Me da un enorme gusto leer sobre Luciano. Él ya es un campeón y crecerá más y más campeón será. Un fuerte abrazo y un gran saludo.

      Me gusta

  2. Ana Iveliz Medina dice:

    Siempre he leido lo del deporte en la FQ es un tema muy importante un pilar para los FQ. Robert tiene 5 A#os y desde hace mas de un a#o practico karate desde junio cambio a jiu jitsu tiene mucha energia y disminuyo las visitas al hospital por la parte respiratoria. Los primeras Dias corria y se paraba para toser cosa que me preocupaba creo que estaba condicionando los pulmones ahora no para de correr. Yo tambien me he vuelto adicta al ejercicio, caminamos y Corremos cada vez que podemos. Igual importante su terapia respiratoria. Feliz Dia! Dios los bendiga!

    Me gusta

    1. Qué bello testimonio, Ana. Y deseo que todo vaya muy bien y que el deporte siga siendo parte del día a día. Les mando un saludo grande.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s